Recupera tu piel tras un período largo de vacaciones bajo el sol

Recupera tu piel tras un período largo de vacaciones bajo el sol
Recupera tu piel tras un período largo de vacaciones bajo el sol

El verano, el cloro, las piscinas, la exposición solar, el agua del mar, la arena, los excesos de comidas, de bebidas y un sinfín de cosas más dan lugar a perder un poco la forma física, así como la inestabilidad de tu piel.

Tu piel después del verano pierde elasticidad y brillo, por eso, es muy importante que la sometas a algunos cuidados.

Si tus vacaciones han llegado a su fin y piensas volver a la rutina, este artículo te interesa.

Qué hacer para recuperar mi piel después del verano

Para deshacerte de todo lo que el sol produce, como manchas o algunas imperfecciones, existen determinados peelings químicos  que puedes hacerte en centros de estética especializados. Primero, debe estudiarse muy bien la piel, analizarla con una luz polarizada y propia para evitar contraindicaciones y después, hacerlo.

Hay que tener en cuenta que no siempre son aptos para todo tipo de piel. Por ello, hay que tener especial cuidado si tu piel es extremadamente sensible.

Realiza una correcta hidratación.

Otra de las soluciones más frecuentes que encontramos es hacerte un tratamiento expresamente de hidratación.

Puedes acudir a un centro de estética para que te apliquen un masaje facial de mascarillas especializadas y preparadas para recuperar la piel del sol y posteriormente aplicarte algún sérum protector.

Estos masajes son ideales para recuperar toda el agua de la piel.

Masajes multivitamínicos.

Se trata de otro tratamiento que se realiza mucho en la piel después del verano.

Consiste en aplicar ampollas de vitaminas puras en la piel a modo de masajes para recuperar la vitalidad y luminosidad en tu piel.

Estos tratamientos se suelen hacer con algunas cremas despigmentantes para beneficiar las manchas en la piel.

Botox y tratamientos con ácido hialurónico

Botox y tratamientos con ácido hialurónico

Los tratamientos como el botox te ayudan a prevenir futuras arrugas y más después del verano. Además, mejorarán tu aspecto dando un efecto flash a tu piel.

Si optas por tratamientos con ácido hialurónico también te sentaran muy bien después del verano, pues lo que hacen es rellenar cualquier espacio de arruga que haya quedado y disminuir pequeñas marcas y arrugas finas en tu piel.

Micro agujas

Consiste en un aparato especial  que estimula la formación de colágeno y estrógeno en nuestra piel, produciendo sustancias artificiales.

Por otra parte, tratamientos como la fotodinámica, son esenciales para prevenir el envejecimiento de la piel. Se suele aplicar una crema y una luz especial para realizar e tratamiento y eliminar las pequeñas lesiones que se hayan podido producir por el sol.

Como ves, los tratamientos que existen son muchos para eliminar los problemas que haya causado el sol en nuestra piel.

Sin embargo, tú los puedes evitar desde casa sin tener que pasar por ninguna clínica.

Ya vimos en otros artículos que era esencial un cuidado de tu piel bajo el sol pero también después de ella.

Las limpiezas diarias, las auto exfoliaciones, así como la hidratación son factores esenciales y a tener en cuenta para que tu piel no se dañe demasiado después del verano.

Cómo puede durarme el bronceado

Cómo puede durarme el bronceado

Éste es un problema que tienen muchas personas después de unas vacaciones donde te ha quedado un bronceado precioso y maravilloso, pero que al poco tiempo se esfuma.

No sufras, ahora te contamos algunos trucos para que esto no te ocurra o al menos sea más lento.

La solución para mantener un bronceado perfecto después de tus vacaciones es tomar dosis de complementos nutricionales con betacarotenos, como el tomate o la zanahoria que potencia el bronceado y su duración.

Otra opción es tomar vitamina D o simplemente usar cremas que alargan el bronceado. Existen alimentos como la papaya, que alargan el bronceado e incluso lo hacen más bonito y natural.

¿Qué cosméticos no deben faltar en nuestro neceser postvacacional?

¿Qué cosméticos no deben faltar en nuestro neceser postvacacional?

Los cosméticos son muy importantes para cuidar nuestra piel, así que no pueden faltar en tu neceser de ninguna manera.

Entre ellos, una crema hidratante, una crema antiarrugas,  una mascarilla de hidratación intensa, crema de día, de noche, etc.

También podemos considerar esencial un limpiador facial, un tónico facial porque calma mucho la piel y la revitaliza y un sérum reparador.

Además, sería conveniente que utilizarás un producto con retinol, si tienes manchas o bien despigmentante si te han salido manchas este verano del sol.

En verano, es tan importante que te protejas del sol como que te hidrates, para que tu piel no salga perjudicada y no haya un envejecimiento prematuro de la misma.

Desmaquíllate

Es algo que no debemos dejar de lado, tanto en invierno como en verano. En esta época, quizás haya que hacerlo con mayor profundidad debido a cómo penetran los rayos ultravioletas en nuestra piel.

Hidrata con leche limpiadora

Tras un buen desmaquillante, aplícate una crema o leche limpiadora para que no queden restos del maquillaje. Si encuentras uno enriquecido con vitaminas, suavizará y calmará tu piel después de una sesión de sol.

Tónico

Si ya te has desmaquillado y has aplicado la leche limpiadora, ahora toca acordarse del tónico. Muchas mujeres desconocen los efectos de éste en el organismo, ya que su función principal es refrescar la piel, aunque también tiene otras como ayudar a repararla, requilibrarla, hidratarla, cerrar poros y marcas.

El tónico va genial para las pieles que sufren rojeces y para eliminar signos de suciedad en la piel.

Elimina las bolsas y ojeras

Sabemos que unas ojeras muy marcadas determinan tu salud, así como el envejecimiento de tu piel o de tu rostro. Por ello, sabemos que tu mirada es muy importante, así que es necesario eliminar las ojeras y evitar ojos cansados

Reducir bolsas en los ojos

Como sabemos que es muy importante para la mujer, lo primero que tenemos que saber hacer es descongestionar la zona y prevenir el envejecimiento de ésta. Podemos aplicar contornos de ojos diariamente o incluso hielo antes de irnos a dormir para bolsas muy  marcadas y así tonificar las zonas.

Otras mujeres optan por aplicarse Botox o relleno facial en algunas zonas y así prevenir las arrugas y envejecimiento prematuro que puede venir del sol.

Hidrata tu piel para prevenir las arrugas

Hidrata tu piel para prevenir las arrugas

Si bien sabemos que tenemos que hidratar mucho nuestra piel para prevenir envejecer rápido, no sabemos a veces cómo hacerlo. La mejor manera posible que existe, además de aplicar los pasos anteriores de los que hemos hablado, es aplicando un sérum facial que aporte suavidad a nuestra piel y evite la pérdida de agua en la misma, sobre todo, en verano.

Además, el sérum facial cumple con las funciones de mejorar la piel, evitar el envejecimiento y mejorar la elasticidad de la piel.

Las ampollas para toda la época del año

Las ampollas para toda la época del año

Si deseas completar tu ritual y lucir perfecta, apuesta por las ampollas.

Puedes comprártelas como tratamiento duradero, que te hidraten, o bien utilizar algunas con efecto flash para cuando te sientes cansada y quieras salir del paso rápido.

La verdad, que éstas últimas son muy efectivas y muy eficaces para lograr un rostro luminoso y lleno de vida.

En cuanto las ampollas como tratamiento de larga duración, conllevan otros componentes y suelen ser muy eficaces devolviendo a la piel su textura y su apariencia llena de vida.

Más vale prevenir que curar

En el caso de la piel, es esencial descansar y así lo dice la Academia Española de Dermatología.

Recomienda después del verano hacer un cuidado exhaustivo de la piel como bien hemos dicho anteriormente.

Recupera tu rostro

La cara no es sólo la única zona que se ve afectada después del sol, sino también el escote y, a veces, la parte del cuello y los hombros.

Realízate al menos dos veces por semana una exfoliación de la zona con un aceite apropiado y notarás una sensación agradable de descanso en esas zonas.

Lograras así eliminar impurezas y manchas indeseables que te hayan salido después de las vacaciones.

Da vida a tu cabello

Como sabrás, tu cabello sufre enormemente. Deberías haberlo cuidado durante el verano, aunque si no lo has hecho, no te preocupes porque puedes ir a una peluquería y hacerte muchísimos tratamientos.

Existen tratamientos de queratina ecológica. Son reparadores y, además, hidratan mucho después de un verano lleno de cloro y arena en el cabello.

Recuperarás tu brillo natural. Si ves que necesitas un corte, atrévete ahora y verás cómo se sanea, recuperando el cuerpo y volumen que tenía antes.

No olvides las manos y los pies

No olvides las manos y los pies

Las manos y los pies también sufren después de un largo verano, pues si has andando sobre las rocas de la playa igual has creado alguna dureza en los pies.

Por ello, esta época nunca está de más que uses alguna piedra pómez, al menos un par de veces por semana.

Depura también tu organismo después de los excesos

Si consideras que este verano también te has pasado en la comida y no has hecho mucho ejercicio, recuerda que lo que vale es lo que haces la mayor parte de tiempo.

No te sientas mal si has estado unas semanas o un mes cambiando de hábitos, pues tienes de nuevo todo un año por delante para ponerte las pilas.

No pienses más y empieza ahora.

  1. En primer lugar tienes que limpiar tu organismo de residuos acumulados en él. Lo puedes hacer bebiendo más agua de lo normal, siendo ésta la única manera de depurarte.
  2. Desintoxica tu boca de los sabores que hayas probado y ves sustituyendo las comidas por frutas y verduras. La fruta, al tener azúcar, te ayudará a sentirte saciado por más tiempo.
  3. Aporta una cuota calórica baja, a fin de reducir o perder lo que hayas podido ganar durante el verano.
  4. Impedir la sensación de apetito excesivo, usualmente presente por oscilaciones hormonales y efectos psicológicos al abandonar la ingesta rica en azúcares y grasas típica de las vacaciones.

Alimentos para incluir

Alimentos para incluir

- Mucha agua: Desde que te levantas hasta que te acuestas, al menos bebe 1 litro y medio de agua. Aunque no tengas sensación de sed, bebe porque de este modo orinarás más y esto es esencial para eliminar residuos.

- Proteínas: Incluye una dosis alta de proteína en tu dieta, es decir, puedes comer más carne, huevos, proteínas, verduras y eliminar carbohidratos.

Si tomas carbohidratos, que sea un día que sabes que vas a realizar más ejercicio físico de lo habitual. En general, tu dieta ha de ser exclusivamente de proteínas, al menos por un tiempo hasta que te logres quitar esos kilos de más.

- Frutas y Verduras: Intenta que tu dieta se base en frutas, pues al contener fructosa te sentirás más saciado y, además, será una fuente de fibra por si te sientes más hinchado, al haber estado viajando en verano y haber cambiado de hábitos.

Tomas al menos 5 piezas de fruta al día. Prueba también a combinarlas con verduras como por ejemplo ensaladas con naranja o con manzana. La sensación de saciedad será mayor.

- Infusiones: Es muy recomendable que tomes infusiones ya que te ayudarán a combatir el hambre y a mantener la energía. Elige la que más te guste y la que sea más apropiada para ti, como por ejemplo las infusiones de alcachofa o de cola de caballo, que son esenciales para depurar tu organismo después de un periodo vacacional.

En cuanto a la actividad física…

En cuanto a la actividad física

En cuanto al ejercicio físico, empieza progresivamente y no lo descuides porque después de un tiempo de inactividad tu cuerpo tiene que adaptarse.

Intenta ponerte en manos de un entrenador personal para ir adaptándote poco a poco.

Hazte una rutina y no la abandones, intenta ser constante porque ahora es la clave para recuperar lo perdido.

Intenta salir al aire libre ahora que aún hace buen tiempo y deja las actividades en espacios cerrados para el invierno.

Como ves, si te has descuidado un poco este verano no te sientas mal. Como hemos dicho, lo principal es lo que haces la mayor parte del tiempo.