¿Que es la Colorimetría aplicada al maquillaje?

¿Que es la Colorimetría aplicada al maquillaje?
¿Que es la Colorimetría aplicada al maquillaje?

Hoy centraremos este artículo en algo que a muchas personas nos apasiona: son los colores, Aunque parece sencillo hablar de los colores, no lo es tanto, y más si tenemos en cuenta la variedad de los mismo, sus diversas tonalidades, la composición, las diferentes combinaciones, las ruedas de colores, la temperatura de los mismos etc.

Las partes que tiene el color

Antes de entrar en profundad sobre los colores más básicos, debemos de hacer hincapié en las partes de los colores y sus dimensiones, estas son las siguientes:

  1. Tono: Se trata del color tal cual lo conocemos, es decir, verde, amarillo, naranja, azul…
  2. Intensidad y saturación: Se trata de la pureza del color, la medida o la intensidad del mismo así como la nitidez.
  3. Valor del color: se trata de la amplitud que puede tener cada color, es decir del más claro al más oscuro, pasando del blanco al negro y sus escalas intermedias.

¿Que es el valor del color?

Como hemos dicho anteriormente, se trata de la amplitud de la luz que tiene el color, solo existen dos valores: el blanco y el negro, los grises no son valores, es un color que se usa para aclarar y oscurecer otros colores.

El negro es un color con un valor cero y con total ausencia de luz, sin embargo, el  blanco es un gris con mucha luz o con un valor máximo conocido como pleno color o plenitud de color.

Según las escalas de colores, podemos decir que no hay un blanco, sino un numero indefinidos de blancos según las escalas.

Todos los colores, tienen una variedad de gris y se trata de darle más o menos valor, en los maquillajes hay que tener un cuidado extremo para que no tengan toda la misma tonalidad.

Armonias del color

Las armonías son muy importantes a la hora de hacer un estudio de la diversidad del color, estos pueden ser de cuatro  maneras: análogo, acromático, monocromático, complementario.

Análogos

Los colores análogos, son aquellos que se encuentran al lado de cualquier color, es decir, si miramos el circulo cromático, son los vecinos del circulo los cuales tienen uno en común, es decir, si tomamos como color dominante el rojo, los colores análogos serian el naranja y el amarillo, y si cogemos el azul pues un análogo seria por ejemplo un verdoso.

En cuanto al maquillaje, optar por colores análogos da lugar a rostros muy elegantes y finos y queda muy sutil al no poner colores básicos sino moverte por una extensa gama de variaciones y analogías de colores.

Acromáticos

Los colores acromáticos son negro, blanco y todas las escalas de grises, se dice que algo es acromático cuando es insaturado, neutral o carece de color. En el maquillaje el negro es la ausencia de color, sin embargo el blanco es la suma de muchas luces y digamos que la suma de muchos colores.

Monocromático

Muy típico de la épocas más antiguas como años 80 en las que se llevaba un mismo color de maquillaje, por ejemplo rosas o fucsias como tonalidad del colorete para las mejillas y de los labiales, no variaban demasiado.

Complementarios

Los colores complementarios se utilizan mucho sobre todo en el mundo del maquillaje y más actualmente con la variedad de colores que tenemos, los colores opuestos parecen que hacen el rostro más llamativo, llamando más la atención , sin embargo si los aplicas a las vez el color se anula.

¿Que es el Circulo Cromatico y de que se compone?

que es el circulo cromatico y de que esta compuesto

Seguro que has visto esta imagen en muchos libros de cuando eras pequeño/a o bien en la televisión. Sabemos que contempla los colores y sus escalas, variaciones y exactamente así es, se trata de una representación de los colores primarios como el rojo, verde, amarillo o azul  y todas las combinaciones posibles para trabajar con más colores. Como hemos dicho antes, el blanco y el negro no tienen valores, con lo que no aparecen en el círculo.

Colores primarios

Como ya hemos dicho, el círculo cromático abarca gran variedad de colores, entre ellos los primarios, que son el rojo el amarillo y el azul, y desde ahí se puede trabajar con muchísimas variaciones y combinaciones.

Colores secundarios

Los colores secundarios sin embargo, son tres y se crean mezclas con los colores primarios.

Estos se mezclan a partir de los colores primarios, y tenemos los siguientes:

  • El naranja que se compone del rojo más el amarillo
  • El verde que se compone del azul y del amarillo
  • El morado que se compone de rojo y azul.

Colores complementarios

Cuando vemos en el círculo cromático un color que se opone al color primario estos se llaman opuestos  o complementarios, que a veces, tienen efectos interesantes al trabajarlos, cada color complementario puede ser frio y cálido, estos son los siguientes:

  • Rojo y verde
  • Azul y naranja
  • Amarillo y morado

Colores terciarios

Los colores terciarios como su nombre indica, se refiere a los terceros, se forman mediante la mezcla de un color primerio y un color secundario. Hay que distinguir que todos los colores son o cálidos o fríos y por tanto el abanico que abarca del rojo al amarillo son cálidos siendo fríos del rojo al morado.

  • Azul-verde
  • Rojo-naranja
  • Amarillo-naranja
  • Amarillo-verde
  • Rojo-morado
  • Azul-morado

La temperatura del color, un tema muy importante a la hora de maquillar

Como hemos dicho anteriormente, los colores se diferencian en cálidos y en frío.

Los colores se dividen en cálidos y fríos (también están los tonos neutros que podrían formar un poco de ambos, según el tono del que estén compuestos).

colores cálidos y colores fríos

Los colores cálidos

Los colores cálidos son colores que suelen dar más luz, más luminosidad y son más llamativos, por ejemplo el naranja y el color dorado.

Son colores luminosos y enérgicos que tienden a crear volumen, ya que llaman la atención sobre cualquier área en la que coloque por ejemplo; rojo, naranja e incluso el amarillo. El color dorado es cálido por excelencia

Los colores frios

No obstante, los colores fríos son aquellos que no suelen dar volumen, se consideran los siguientes: turquesa, (azul claro), índigo, azul y violeta (oscuro).

El blanco, aunque en muchas escalas cromáticas no exista, también se le asocia al frío, por la apariencia al hielo y sobre todo por la profundidad que representa.

A la hora de maquillar, es un tema de suma importancia para tener una idea de la tonalidad que la va bien a cada persona aplicada a la piel.

Habría que distinguir hablando de maquillajes, si a una persona le van mejor los colores cálidos o los fríos, por ejemplo, tendríamos que considerar el color de piel, si esa persona tiene una tonalidad de piel muy blanquecina pues obviamente la consideraremos fría y le irán los tonos más pálidos menos fuerte, por tanto, tiraremos por las tonalidades rosadas por el contrario si aplicaremos colores más fuertes, no conseguiríamos ningún efecto bonito sobre la piel al tenerla tan blanca.

Es muy importante saber realizar una prueba de color a una persona antes de aplicarle un maquillaje sobre todo hablando de bases, para que no queden rodales o contrastes y para que el maquillaje quede más natural. Por ejemplo, si la persona tiene una tez un poco más morena le quedaran mejor los cálidos y los terrenosos, el dorado destaca mucho en una piel morena igual que los labiales, también hay que tener en cuenta lo que mejor se acopla a cada piel, si tienes un labio muy marrón y aplicas un uno terrenos o no destacara, y el labio  se verá apagado, por ello quizá aquí sea conveniente aplicar un color más fuerte,

¿Como hacer una prueba de color?

Lo que suelen hacer muchos maquilladores, es realizar la prueba de color en la muñeca, si sale un color verdoso entonces el color es cálido, si sale más tirando a azul entonces es frio.

También se puede utilizar una tela o un papel al lado del rostro en tono rosado  otro más naranjado para ver cual queda mejor , si el resultado de esta prueba es rosa, es que eres más de colores fríos , si te ves más favorecida con tonos naranjas entonces son los cálidos.

Lo mismo se puede hacer también para utilizar joyas en plata o en doradas, así como para la ropa o para la tonalidad del pelo.