¿Existe el rostro perfecto?

¿Existe el rostro perfecto?
¿Existe el rostro perfecto?

Cada rostro presenta un aspecto y una forma diferente. Son muchas las características que diferencian unas personas de otras.

Todas estas características están relacionadas con el visagismo, del cual hablamos en otros artículos. Incidiremos de nuevo hoy en algunas formas de rostro más características y, sobre todo, descubriremos si existe el rostro perfecto.

La forma del rostro es importante

La verdad es que a la hora de maquillar la forma del rostro es muy importante, pues de él va a depender que tenga un aspecto u otro y que el maquillaje quede mejor o peor.

Pongamos un ejemplo: no es lo mismo aplicar unas sombras a un párpado amplio que a un párpado pequeño, donde estas apenas se aprecian y dan poca luminosidad. Al igual que las narices grandes hay que disimularlas, los labios, dependerán de si son más o menos voluminosos, los pómulos más o menos pronunciados etc.

La morfología del rostro

A lo largo de la historia han existido numerosos estudios del rostro humano, y siempre se ha llegado a la conclusión de que existen infinidad de rostros, y que ninguno es exactamente igual o presenta las mismas proporciones.

La morfología del rostro estudia todas las diferencias que existen entre los rostros. Todos tienen muchas diferencias: pensemos en rostros ovalados, más cuadrados, rectangulares, alargados…

Con las técnicas más adecuadas a nivel profesional, se pueden trazar las líneas de cada rostro para así poder corregir desperfectos o imperfecciones, y disimular al máximo los defectos que pueda tener un rostro. A estas diferentes técnicas se les conoce como hemos dicho anteriormente: VISAGISMO

Estudio morfólogico del rostro

Para llevar a cabo el estudio del rostro es necesario partir de unos cánones o proporciones estándares que denominaremos proporciones ideales. Con estas proporciones habrá que tener en cuenta tres cosas; los ejes, el plano central y el plano de perfil.

Veamos a continuación cada una de ellas.

Ejes

Los ejes se van a utilizar para tener una visión general del rostro. Por ello tenemos dos tipos de ejes:

Eje longitudinal: va desde el cabello hasta el mentón.

Eje transversal: abarca todo el rostro midiendo el ancho del mismo.

La diferencia entre el ancho y el largo marca lo que se conoce como óvalo. Hay tres tipos:

  • Ovalados: eje longitudinal ligeramente más largo que el transversal.
  • Alargados: eje longitudinal más largo que el transversal.
  • Dilatados: eje longitudinal casi igual que el transversal.

Morfología del rostro y cráneo

La cabeza está formada por el cráneo y el rostro. En la cabeza hay numerosos huesos, veamos cuales son:

En la cabeza hay numerosos huesos

Los huesos son:

  1. EL FRONTAL: este hueso permite dar forma a nuestra frente y da forma al a parte superior del ojo.
  2. El PARIETAL: se trata del hueso más grande del cráneo.
  3. HUESOS TEMPORALES: dos huesos situados cada uno bajo de los parietales y unidos a estos.
  4. HUESO OCCIPITAL: configura la base del cráneo.
  5. ESFENOIDES: este hueso se sitúa en la zona de la sien y tiene forma de murciélago.
  6. ETMOIDES: se sitúa entre el anterior, esfenoides y el hueso nasal. Participa en actividades oculares y en las fosas nasales.

Saber la forma del cráneo y del rostro nos va a servir para determinar el tipo de pelo o de maquillaje que nos favorece, es decir, un buen estudioso de la belleza tiene que saber qué se la copla más a cada tipo de rostro según su morfología.

¿Como saber si tengo un rostro simétrico y proporcionado?

Siempre se ha dicho que la belleza es muy subjetiva, por ello, debemos de entenderla como algo propio de los rasgos de una persona, así como de los ojos y el punto de vista de la persona que lo percibe.

A lo largo de los años, todo lo que es la belleza se ha ido desarrollando y estandarizando, creando unos cánones entre diferentes épocas y culturas, cada una adecuada a un tipo de rasgo. Pensemos en la belleza de la mujer oriental o la belleza de la mujer occidental.

Sin embargo, después de todos estos cánones de belleza propios de cada época y lugar del mundo, sí hay algo claro, y es que lo ideal se encuentra en lo perfectamente simétrico o en lo que es lo mismo, en la simetría del cuerpo. Lo que podemos considerar como el rostro en todas sus proporciones iguales.

¿Cómo es un rostro simétrico?

¿Cómo es un rostro simétrico?

Un rostro simétrico es aquel que se encuentra proporcionado o en armonía con todo lo demás, y que crea unas facciones perfectas entre sí.

Hay muchas disputas entorno a esto, pues hay algunos profesionales que piensan que el rostro perfecto es el lado izquierdo, pues está equitativamente constituido respecto al derecho, otros que piensan lo contrario. Sin embargo, este pensamiento no puede tener ninguna base científica.

¿Como sé si tengo un rostro simétrico?

Para saberlo, hay que hacer un estudio exhaustivo del rostro de frente, es decir, debes encontrar una foto totalmente de frente. Ahora recorta el lado izquierdo y colócalo justo al lado del derecho. Si tu rostro es igual, entonces puedes confirmar la regla de que tu rostro es igual o proporcionado.

Para más exactitud puedes medir el rostro, por ejemplo, el ancho de tus ojos de punta a punta de manera horizontal, los dos deberían de tener la misma medida.

Luego puedes medir la nariz de manera vertical o también el ancho de tus labios de comisura a comisura por si resultan iguales y proporcionados.

No obstante, determinar todo esto con exactitud no es tarea fácil y sabemos que la perfección no existe en ninguna parte, aunque haya rostros que sí la puedan rozar.

Ejercicios para logra un rostro más simétrico

Ejercicios para logra un rostro más simétrico

Aunque no lo creas, la simetría facial también puede conseguirse trabajando las fracciones del rostro, por ejemplo, cuando una parte es más débil que la otra, puede significar que le falta más musculatura o que estamos ejercitado un lado más que otro. Para poder corregir este desequilibrio puedes trabajar el rostro con una serie de ejercicios muy sencillos:

Estiramiento facial

Para estirar el rostro necesitas presionar el labio superior con el inferior todo lo que puedas mientras alargas toda la cara mirando hacia arriba todo lo que te sea posible. Algunos estudios demuestran que además de estirar los músculos también rejuvenece.

Guiño parcial

Este ejercicio ayuda a equilibrar las mejillas altas y los labios que están más caídos. Se trata de guiñar un ojo y mantenerlo unos segundos, y luego el otro.  Esto habría que repetirlo tantas veces como puedas. Se recomienda unas 50 veces cada ojo para que surta efecto.

También puedes abrir y cerrar los dos ojos a la vez continuadamente.

Ejercicio de tonificación de mejilla

También podemos tener una mejilla más pequeña que la otra. En este caso puedes realizar también el siguiente ejercicio:

Se trata de usar los dedos de las manos para presionar sobre las mejillas y empujarlas hacia la mandíbula estirándola.

A la vez, usa los músculos de las mejillas para poner resistencia a la tensión de los dedos sonriendo todo lo que puedas. Asegúrate de repetir este ejercicio varias veces.

Ponerte frío, otra gran solución

Como todos sabemos, el frío es bueno para la piel, pues la tersa y la rejuvenece. Aplícate alguna noche sobre la piel una bolsa de hielo. También puedes usar un antifaz congelado para las bolsas de los ojos. Verás que da grandes resultados.

¿Cual es el canon de belleza griega?

¿Cual es el canon de belleza griega?

Los griegos estaban obsesionados con la belleza y la estética. Tanto es así, que por encima de todo imponían la belleza. No hay más que ver las obras de algunos filósofos hablando de la misma, y las obras de los grandes escultores y pintores basados en la estética.

Las tres gracias representaban la belleza griega. Era una belleza muy cambiante hasta el día de hoy, debido a sus cuerpos robustos.

La belleza griega estaba basada en un canon distinto. Mujeres con cuerpos esbeltos, con muchas curvas y sin complejos, pero lo que hoy diríamos, llenos de imperfecciones. Rostros ovalados con grandes mejillas y muy naturales. Algo que ha cambiado mucho hasta el día de hoy, pues ahora la belleza se considera en tener cuerpos esbeltos y bien definidos, mujeres altas y con rostros finos, aunque también de pómulos marcados.

La perfección griega ha sido un concepto que siempre ha causado un gran interés a la humanidad.

Los griegos, al ser descendientes de los dioses, siempre anhelaron lo mejor. Así se ha demostrado a lo largo de la historia en multitud de las obras de arte que han realizado.

Hay muchos de escultores de la época que plasmaban la belleza clásica entre ellos. Fidas y Miron son la clara expresión de la belleza desde la percepción del ojo humano. Estos dos escultores no plasmaban nada sin que se les escapara ningún detalle.

Por todo ello, y como hemos dicho, la perfección griega plasmaba el equilibrio y la perfecta fisionomía humana, entre otras cosas.

¿Que es la belleza?

Definir la belleza en sí, no es tarea fácil como hemos dicho anteriormente. La definición clásica de belleza se basa en cuerpos robustos en armonía. Un ejemplo de armonía se encuentra en la simetría, es decir, una imagen perfectamente equilibrada. Ya hemos dicho que los griegos estaban muy obsesionados con la belleza y con la estética humana, no hay más que demostrar las grandes obras maestras que proceden de esta cultura.

La belleza, también se puede apreciar en la mezcla de colores, en los colores análogos que son adyacentes entre sí, y también en la rueda de colores complementarios que son totalmente opuestos a estos. Ambos colores de la rueda cromática representan la armonía y el equilibrio, y por tanto, la belleza.

Estudios recientes sobre el rostro perfecto

La Universidad de Kent, en gran Bretaña, realizó un estudio que determinó haber encontrado el rostro perfecto para los ingleses, y que también se podría aplicar al resto del mundo.

Si estás pensando en rostros de famosos y modelos estás muy equivocado. Ni los rostros de Angelina Jolie ni Bradd Pitt encabezaron este listado en la investigación

En cambio, los elegidos fueron la actriz Natalie Portman y el modelo inglés David Gandy.

Para realizar este trabajo de investigación, se utilizó una herramienta que utiliza la policía para crear algunas identidades con robots, de esa manera, se pudo sacar las cosas más lindas del rostro de los famosos.

Se hicieron varias entrevistas para determinar cuál era el rostro preferido por las personas. El resultado determinó que las mujeres más preciosas tienen los siguientes rasgos característicos: ojos marrones en forma de almendra; cejas arqueadas, una nariz delgada y pequeña de 0,37 unidades de largo, 0,1 de ancho (en el puente) y 0,25 de ancho en la base; labios gruesos; un mentón que no se note mucho, poco pronunciado y uniforme; cara en forma de corazón con unos ojos de 1 unidad de ancho, pelo oscuro; y la cara debe de tener una simetría perfecta.

Las mujeres también han escogido los aspectos más perfectos de los hombres, y estos son los siguientes:

Los ojos azules de forma ovalada o rasgada, las cejas deben de tener un espesor medio, la nariz debe de tener una longitud media, la comisura de los labios de un tamaño normal y los labios más bien gruesos, la barbilla debe tener aproximadamente un 0,27 de longitud de la cara, al igual que la mujer, el pelo debe de ser oscuro y tener igualmente un rostro con una simetría perfecta o proporcionada.

 

Para concluir, diremos que cada persona es un mundo con un rostro determinado y unos caracteres determinados. Es muy difícil buscar la verdadera belleza, pues en realidad cada parte del mundo presenta unos cánones muy distintos al resto.

Sin ir más lejos, la tez blanca o morena también es un tema a debatir en numerosos países del mundo, por ejemplo, en oriente piensan que la propia belleza es una mujer blanca, sin embargo, en otras zonas como América del Sur o aquí, en España, tendemos a pensar que la tez morena es sinónimo de belleza.

Lo que está claro es que no hay un criterio uniforme porque nadie es perfecto y la belleza en su grado máximo no existe.