¿Es posible disimular las ojeras con maquillaje?

¿Es posible disimular las ojeras con maquillaje?
¿Es posible disimular las ojeras con maquillaje?

Las ojeras son un problema que puede suponer un pequeño (o gran) inconveniente para algunas personas.

Estas zonas oscurecidas han sido siempre algo a querer disimilar, minimizar, eliminar… aunque en algunas ocasiones no se tiene éxito.

Por ello, es importante conocer cuáles son las mejores formas de lograr disimular las ojeras, de forma que el resultado sea algo que ofrezca un aspecto natural.

¿Qué son las ojeras, y por qué aparecen?

¿Qué son las ojeras, y por qué aparecen?

Las ojeras son una zona oscurecida, de color amoratado o grisáceo, que aparece debajo de los párpados inferiores.

El motivo por el cual aparecen en esta zona en concreto es porque aquí la piel es muy finita, y debido a ello las venas se transparentan.

Una de las principales causas por las cuales aparecen las ojeras es por razones hereditarias y, además, algunas razas son más propensas que otras a que aparezcan, como es el caso de las raza mediterránea, hindú, china…

Esto se debe a una sobreproducción de melanina en la piel, y suele tratarse de ojeras de color grisáceo o amarronado.

Otra causa por la cual aparecen las ojeras es debido a la falta de sueño y descanso, ya que esta situación provoca que los vasos capilares se dilaten, aumentando la coloración azulada de la zona.

A diferencia de las ojeras “hereditarias”, las ojeras por cansancio son una situación pasajera, aunque evidentemente, cuando aparecen, pueden llegar a resultar molestas visualmente.

Otros motivos por los cuales también pueden aparecer tienen que ver con hábitos como fumar, los cambios hormonales producidos durante la menstruación o el embarazo, y algunos tipos de alergias.

Formas de disimular las ojeras

Formas de disimular las ojeras

Cuando hablamos de disimular las ojeras nos estamos refiriendo a que, cuando ya han aparecido, tratemos de minimizar su presencia empleando algún producto cosmético, en este caso maquillaje, y más concretamente un corrector.

Lo principal va a ser saber de qué color son las ojeras que tenemos. En este punto vamos a encontrar diferentes casos:

  • Ojeras de color morado: requerirán maquillaje con pigmentos de color amarillo.
  • Ojeras de color azul: en este caso hará falta maquillaje con pigmentos naranjas.
  • Ojeras de color verdoso-grisáceo: se necesitará un corrector con pigmentos rojizos o rosados.
  • Ojeras marrones: lo más adecuado para este tipo de ojeras es emplear un correcto que tenga un punto más claro que el color de las ojeras.

Primer paso. Limpiar y preparar la piel

Antes de nada, y como es habitual, lo primero que se deberá hacer es limpiar la piel del rostro para eliminar las impurezas presentes, restos de maquillaje anteriores, y facilitar la fijación de los productos cosméticos que apliquemos sobre ella.

También será muy conveniente aplicar una crema de contorno de ojos que hará que la zona se desinflame y se hidrate.

Segundo paso. Escoger el tono de maquillaje

Cuando ya se ha limpiado el rostro, será el momento de escoger el corrector de maquillaje con el color adecuado que mejor se adapte al tono de piel y al color de las ojeras a disimular. Se debe tener en cuenta que el color escogido sea un tono más claro que el color natural de la piel, ya que ello permitirá obtener un acabado mucho más natural.

Se debe evitar emplear tonos azulados o verdosos, ya que no ofrecen tan buen resultado como los colores cálidos.

Tercer paso. Aplicar el maquillaje

A la hora de aplicar el maquillaje va a ser muy importante saber cómo hacerlo. Algo primordial es aplicar el maquillaje solo en aquella zona donde existe la ojera para conseguir el efecto natural antes mencionado. Aplicando el maquillaje únicamente en esta zona, se difuminará mucho más fácilmente.

Para aplicarlo, lo mejor será emplear un pincel específico, y colocar el cosmético en la zona superior de las ojeras.

Una vez se ha colocado sobre la piel, se podrá extender con las yemas de los dedos, dando pequeños toquecitos, desde la zona más próxima al lagrimal en dirección al exterior del ojo. Se debe evitar arrastrar el maquillaje, ya que de esta forma quedará un resultado muy artificial.

Una vez extendido el producto, se deberá tener cuidado de difuminar muy bien las zonas del contorno para que queden integradas con el color natural de la piel.

Cuarto paso. Retoques finales

En el caso de personas que presenten la piel muy grasa, puede ser necesario aplicar una pequeña cantidad de polvos translúcidos. Con ello, lo que se va a conseguir es que el maquillaje permanezca intacto durante muchas más horas.

Esta práctica no es aconsejable en personas con pieles normales o secas, ya que los polvos, en esta zona tan delicada, podrán dar sensación de sequedad, algo que resultará muy incómodo. También es posible que al aplicar los polvos sobre este tipo de piel, lleguen a cuartear el maquillaje aplicado, creando un efecto mucho más desfavorable que el de las ojeras.

El corrector de ojeras… ¿antes o después de la base de maquillaje?

El corrector de ojeras… ¿antes o después de la base de maquillaje?

Esta es una de las principales dudas que suelen surgir al tratar de disimular las ojeras. En principio se puede aplicar en cualquiera de los dos momentos, pero el efecto conseguido va a ser diferente.

  • Si la aplicamos antes, no se debe aplicar después la base de maquillaje en esta zona, ya que se recargará mucho.
  • Si queremos obtener un efecto ahumado, o un acabado con iluminación, se deberá aplicar el corrector después de la base.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de disimular las ojeras

Aspectos a tener en cuenta a la hora de disimular las ojeras

Una vez que ya conocemos los pasos a seguir para disimular las ojeras, va a ser muy conveniente conocer unos pequeños trucos o pautas que permitirán mejorar enormemente el resultado obtenido.

  1. Trabajar siempre con la luz de frente. Esta es una de las cosas que no se suelen tener en cuenta, y que da lugar a la aparición de sombras que pueden llegar a confundir a la hora de aplicar el maquillaje en el punto exacto.
  2. Utilizar el maquillaje solo en la zona donde ha aparecido la ojera. Es un aspecto en el cual ya hemos hecho bastante hincapié a lo largo de este texto. Haciendo esto se consigue evitar el tener que maquillar todo el contorno del ojo, lo que daría lugar a:
    • Crear un efecto mapache, ya que toda la zona de alrededor de los ojos quedaría de otro color.
    • Un posible cuarteamiento del maquillaje aplicado en la zona lateral del ojo (donde aparecen las temidas patas de gallo), que puede dar lugar a agrietamientos que provocarán que estas arrugas queden aún más visibles.
  1. No arrastrar nunca el corrector con los dedos. Es algo que también hemos comentado a lo largo de estas líneas, y es que el corrector siempre hay que aplicarlo en una zona concreta y realizando pequeños toquecitos, evitando que se mueva de la zona de aplicación.
  2. Intentar lograr un difuminado perfecto. Este paso es de gran importancia, ya que la mejor o peor ejecución de ello derivará en que el maquillaje se note, o no se note. Lo mejor en este caso es mezclar un poco de corrector con la base, y aplicar esta mezcla en la zona límite entre ambos cosméticos.
  3. El lápiz de ojos puede echarnos una mano en este caso. En aquellas situaciones en las cuales se ha dormido poco y los ojos, además de ojeras, presentan un aspecto enrojecido, da muy buen resultado pintar la raya inferior del ojo de color claro o rosado.
    Esto permite agrandar la mirada y otorgarle un aspecto más despierto, además de minimizar el aspecto enrojecido de los ojos.
  1. También va a ser importante que antes de aplicar el corrector sobre las ojeras, se apliquen todos los cosméticos necesarios sobre los ojos; es decir, el delineador, la sombra de ojos y la máscara de pestañas.
    Seguir esta metodología ayudará a disimular todos aquellos defectos que se hayan podido producir al maquillar los ojos.
  1. A la hora de escoger un corrector, vamos a ver que tenemos la posibilidad de elegir entre diferentes texturas (líquido, en crema, en polvo, en barra…) Se debe optar por aquella textura que mejor se adapte a la piel que se tiene, ya que una piel grasa no va a admitir la misma textura que una piel seca o una piel madura, por ejemplo.
    El corrector de ojeras se puede combinar con el iluminador, gracias al cual daremos mayor protagonismo a aquellas zonas del rostro que más nos interesen y, así, eliminar ese posible aspecto de cansancio.
  1. El hecho de emplear un contorno de ojos que incluya en su composición vitamina C, ya que esto favorece también la circulación de la zona, además de hidratarla evitando que se formen las tan también temidas bolsas.

¿Cómo podemos evitar que aparezcan las ojeras?

¿Cómo podemos evitar que aparezcan las ojeras?

Sin lugar a dudas, lo mejor que se puede hacer para no tener que disimular las ojeras es… evitar que aparezcan, así de simple, y para ello nada mejor que seguir los siguientes consejos:

  • Beber agua suficiente, adaptando este consumo siempre a la actividad física realizada y a la climatología; es decir, en días calurosos aumentar su consumo, y cuando se realice deporte aumentarlo también.
  • Intentar dormir en una postura cómoda, preferiblemente boca arriba, ya que de esta forma se distribuye mejor la sangre.
  • Evidentemente, se debe tratar de dormir un número de horas suficiente que permita descansar al organismo. Por lo general, entre 7 y 8 horas son suficientes.
  • Lavar la cara con agua fría nada más levantarse ayuda a reactivar la circulación y a disminuir la tonalidad azulada de la zona.
  • Cuando llega la noche y es el momento de desmaquillarse, una buena práctica es la de realizar un suave masaje en la zona inferior de los ojos para estimular también la circulación sanguínea.
  • Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, ya que el alcohol provoca la deshidratación del organismo, algo que favorece la aparición de ojeras.
  • Evitar las comidas con exceso de sal, ya que este elemento favorece la formación de bolsas en los ojos debido a la retención de líquidos.

Teniendo en cuenta todas las pautas y consejos que hemos explicado en este artículo, las ojeras dejaran de ser un problema que nos preocupe cada vez que nos vemos frente al espejo, y otorgaremos a nuestro rostro un aspecto que irradie energía y vitalidad.