El látex líquido. ¿Por qué es tan útil en el campo de la caracterización profesional?

El látex líquido. ¿Por qué es tan útil en el campo de la caracterización profesional?
El látex líquido. ¿Por qué es tan útil en el campo de la caracterización profesional?

En determinados ámbitos laborales, como los relacionados con las artes escénicas, son muchas las ocasiones en las cuales se requiere la creación o imitación de personajes con una apariencia concreta, la cual requiere de la adición al cuerpo de la persona que lo representa de diferentes elementos, o bien que su rostro adquiera un determinado aspecto.

Para conseguir este objetivo se puede recurrir a diferentes soluciones, pero sin duda la que más versatilidad y ventajas ofrece es el empleo del látex líquido. Son tantos los efectos que se pueden crear con este material que se ha convertido en un fijo de los trabajos de caracterización, tanto de elevado nivel como de trabajos más sencillos; aunque también es cierto que en otro gran número de ocasiones se abusa de la utilización de este material cuando para ese mismo fin se hubiera obtenido mucho mejor resultado empleando otro tipo de recursos.

Por ello nos resultará útil conocer este material un poco más a fondo y, gracias a ello, emplearlo en las situaciones en las cuales sea la mejor opción y, además, aplicarlo y manejarlo de manera correcta.

El Látex es obtenido de algunas familias de plantas

¿Qué es el látex?

En primer lugar, deberemos saber que es elemento con el cual vamos a trabajar. El látex es un líquido vegetal, de color generalmente blanco, compuesto por resinas, grasas y ceras que se obtiene de diferentes familias de plantas, como las papaveráceas (a la cual pertenecen las amapolas), las euforbiáceas (dentro de la cual se encuentra la Hevea brasiliensis o árbol del caucho), las moráceas (a la cual pertenece la higuera, las moreras y todo el resto de ficus), las asteráceas o las sapotáceas.

No todos los látex producidos por las especies englobadas en todas estas familias son iguales ya que podemos encontrar látex venenoso o tóxico, látex urticante como el de las higueras y que seguramente hayamos podido comprobar de primera mano (nunca mejor dicho), o látex comestible.

La principal planta empleada como productora de látex en la actualidad es el árbol Hevea brasiliensis anteriormente citado, y para la obtención de este compuesto se realiza, en la corteza de su tronco, un corte diagonal y se coloca un cubo debajo de este para que el látex que va manando se vaya depositando y pueda ser recogido.

Dentro de los materiales elásticos, el látex es el que mayores y mejores propiedades presenta en este aspecto y no solo tiene aplicaciones en el campo de la caracterización profesional, sino que también lo podemos encontrar en el ámbito sanitario para la fabricación de guantes, mascarillas, sondas, cintas adhesivas, catéteres... En ámbitos domésticos para la fabricación de colchones y almohadas; en diferentes campos industriales como la fabricación de chubasqueros, tejidos, calzado, material deportivo, material escolar, globos, neumáticos... y también dentro del ámbito de la medicina y la farmacología para la fabricación de diferentes medicamentos o de otros elementos como los preservativos.

Son muchísimas las aplicaciones que tiene este compuesto en la actualidad y, como hemos podido comprobar, se encuentra extendido en muchos ámbitos laborales fuera del mundo de la caracterización.

¿Qué aplicaciones tiene en el mundo de la caracterización profesional?

Dentro del mundo de la caracterización profesional, el látex se emplea para multitud de fines. Además de utilizar objetos fabricados en látex (como orejas, cuernos, dentaduras...) este material se suele emplear también en forma líquida de manera que gracias a ello podremos confeccionar nuestros propios productos o crear nuestras propias texturas.

Estas son las principales aplicaciones que tiene el látex líquido dentro de la caracterización profesional:

Conseguir el envejecimiento de la piel

El Látex líquido sirve para conseguir envejecer la piel

Esta es una de las aplicaciones más útiles que tiene el látex a la hora de caracterizar un personaje. Gracias a ello, por ejemplo, con un mismo actor o actriz se pueden representar diferentes etapas de su vida o de la cronología de la historia sobre la cual trate el guion de la obra, serie o película.

Para conseguir este efecto envejecido se deberá aplicar el látex líquido en aquellas zonas en las cuales nos interese representar arrugas. Estas zonas serán, principalmente, la frente, contorno de ojos, mejillas, la comisura de los labios y la región situada a los lados de la boca. Esto, evidentemente, son unas pautas generales, ya que la variedad y aspecto de personajes a crear es ilimitada.

El látex líquido se suele aplicar con una esponja, brocha o con cualquier otro útil que permita su extendido sobre la piel. Una vez extendido se debe dejar secar completamente, y para acelerar el proceso se puede emplear un secador de aire frío (algo necesario, por ejemplo, durante el transcurso de una obra de teatro donde el personaje debe intervenir posteriormente tras haberse retirado de la escena principal momentos antes).

El punto clave de todo este proceso reside en aplicar el látex sobre la piel completamente extendida, de forma que, al volver a su posición natural, el látex situado sobre ella formará arrugas.

Para poder trabajar correctamente este efecto se necesita aplicar unas 5 o 6 capas de látex conforme se van secando. Tras esto solo quedará maquillar correctamente el rostro para unificar el tono de piel o para conseguir cualquier otro efecto, como un aspecto demacrado o enrojecido.

Pese a que el rostro es la principal zona del cuerpo que va a ofrecer una mayor sensación de envejecimiento, ya que es lo primero en lo que nos solemos fijar, no se debe descuidar otros puntos que siempre permanecen al descubierto, como es el caso de las manos. Si queremos obtener un efecto real y de calidad deberemos realizar el mismo procedimiento en ellas.

Creación de heridas falsas

El Látex líquido sirve para crear heridas falsas

Otra de las aplicaciones tremendamente útiles que tiene el látex es la de poder crear a nuestro antojo todo tipo de heridas sobre nuestra piel. Gracias a que seremos nosotros mismos los que debamos configurar la forma de la herida podremos crear multitud de personajes diferentes.

El efecto que se puede conseguir con este material es tan real que es utilizado en producciones cinematográficas o televisivas de gran nivel. Con una buena técnica de realización los resultados que se obtendrán serán realmente impresionantes.

Para realizar heridas con látex se necesitará, además de este elemento, sangre falsa o en pasta, que se empleará para obtener el efecto real. El látex se deberá aplicar en varias capas como ocurría cuando se deseaba obtener un efecto envejecido, solo que en este caso no es necesario que la piel se encuentre completamente estirada.

El número de capas a aplicar dependerá del efecto que deseemos conseguir, ya que no necesitaremos la misma profundidad en un corte abierto sencillo que en otro tipo de heridas más impactantes.

El Látex líquido sirve para crear heridas con profundidad o mucha carne

Algo que se suele utilizar cuando se necesitar crear profundidad o representar mucha "carne" en relieve es empapar papel higiénico en látex y moldear la herida. En el caso de aplicar unas pocas capas para simular un corte, las últimas capas deberán rasgarse con un palillo u otro elemento punzante.

Una vez formada la herida con el látex solo quedará aplicar la sangre falsa y el maquillaje para obtener el efecto más real posible.

Otra forma de realizar cierto tipo de heridas es mediante el proceso inverso. Primero aplicar la sangre en pasta sobre la piel y seguidamente el látex liquido cubriéndola y dando forma a los contornos para, finalmente, maquillar todo el conjunto y hacer que parezca que forme parte de nuestra piel.

Creación de quemaduras falsas

El Látex líquido sirve para crear quemaduras muy reales

Seguimos con utilidades del látex muy apropiadas para la celebración de la noche de Halloween o para representación o grabación de terror. Las quemaduras son otro de los tipos de texturas que podremos representar sobre nuestra piel gracias a este producto. Si alguien estaba pensando en disfrazarse del mismísimo Freddy Krueger ahora va a encontrar la mejor y más impactante forma de hacerlo.

La representación de quemaduras sobre la piel es una de las tareas más sencillas que se pueden realizar con látex líquido ya que la forma final que debe adquirir este sobre la piel no debe tener ninguna forma concreta, por lo que es uno de los tipos de caracterización más adecuados para practicar cuando se empieza a manejar este producto y así ver como se comporta, controlar tiempos de secado, texturas, cantidad a aplicar...

Para realizarlas se puede hacer de dos formas; una, aplicando el látex directamente sobre la piel de manera que forme una superficie irregular dejándolo secar, o bien, si queremos resaltar más el relieve de la quemadura sobre la piel aplicar papel higiénico empapado en látex para ganar volumen.

Una vez aplicado y seco solo quedará maquillar la zona según se desee, por ejemplo, si queremos que parezca una quemadura reciente dotándola de tonos rojos e incluso empleando sangre en pasta, o bien si queremos que parezca una quemadura cicatrizada maquillándola de un tono similar al de la piel de la persona que se ha caracterizado.

Creación de prótesis y otros accesorios

El Látex líquido sirve para crear prótesis y accesorios

Imaginemos que necesitamos caracterizar dos personajes exactamente iguales los cuales han surgido de nuestra propia invención y, para ello, vamos a emplear máscaras y otros elementos. ¿Cómo conseguimos que los objetos a utilizar sean exactamente iguales?

La solución es crearlos a partir de un molde, de forma que todos los objetos que creemos con ellos sean iguales. De esta forma podremos obtener tantos personajes iguales como el guion o la situación lo requieran.

La creación de prótesis y otros accesorios a partir de moldes es una técnica algo avanzada empleada por caracterizadores profesionales con cierta experiencia ya que serán ellos mismos los encargados de crear también los moldes a emplear.

Estos moldes, por lo general, se suelen realizar con arcilla, ya que es un material muy plástico y moldeable, aunque también se puede emplear el yeso. Este último se utiliza sobre todo para la creación de moldes a partir de las propias partes del cuerpo de una persona, como por ejemplo el rostro entero, la nariz... Para evitar que el yeso se pegue a la piel se aplica vaselina sobre la misma, algo especialmente necesario en las zonas que contienen vello, ya que si no, al retirarlo una vez seco, este será arrancado y no resultará nada agradable para la persona que está sirviendo de modelo.

Una vez se ha obtenido el molde de yeso o de arcilla, y este se ha secado completamente, se puede aplicar sobre el mismo látex líquido para obtener máscaras o las piezas que hayamos configurado, como unas orejas postizas, narices...

Otra grandísima utilidad que tienen los moldes de yeso de un rostro completo es que sobre ellos se puede realizar una caracterización en arcilla dándole la forma que se desee y añadiendo todos los complementos que se requiera y, una vez formado el molde del personaje a crear, aplicar el látex liquido sobre el mismo y obtener máscaras con la forma buscada, pudiendo tener tantas como se desee, utilizarlas sobre los y las modelos reales y maquillarlas o pintarlas al gusto.

Como pegamento para prótesis poco pesadas

El Látex líquido sirve para crear mascaras para la piel

Si antes hemos comentado que con la ayuda de un molde y látex líquido se pueden crear diferentes prótesis, este mismo material también nos va a servir como adhesivo para fijar estas prótesis sobre la piel.

Lo único que se debe tener en cuenta es que tan sólo será válido para piezas que no cuenten con un elevado peso, ya que para estos casos existen pegamentos específicos.

¿Tiene el látex algún tipo de contraindicación en su aplicación?.

Contraindicación del látex líquido

El látex es, en general, un producto seguro y que no debe presentar ningún tipo de complicación o peligro en cualquiera de sus aplicaciones dentro del mundo de la caracterización profesional. Sin embargo, como con cualquier sustancia o material, existe el riesgo de padecer alergia al mismo.

La alergia a este material se debe a la presencia natural en el mismo de determinadas proteínas, pero también a la adición de ciertos aditivos industriales empleados para, por ejemplo, colorear o estabilizar este material.

Los síntomas y efectos de la alergia al látex se manifestarán en mayor o menor medida dependiendo de la cantidad de alérgeno que contenga el producto con el que estamos tratando. En el ámbito de la caracterización profesional, la alergia al látex se deberá debido al contacto cutáneo con este material y se manifestará mediante urticarias de mayor o menor gravedad en la zona de contacto.

La aparición de estas urticarias no tiene por qué ser en el mismo momento en el cual se produce el contacto. Este tiempo puede variar desde el mismo momento de la aplicación hasta horas después de haber finalizado el contacto con el mismo.

En casos más graves, estas urticarias pueden ir acompañadas de un estado de hipotensión junto a una aceleración de la frecuencia cardíaca; aunque como ya se ha apuntado, esto solo se da en casos muy puntuales.

Otros síntomas leves son la aparición de conjuntivitis, problemas gastrointestinales o dermatitis, siendo esta última producida a causa de los diferentes aditivos empleados en determinados objetos fabricados con látex.

Esta variabilidad entre diferentes aditivos empleados por los distintos fabricantes hace que resulte muy recomendable aplicar, primeramente, una pequeña cantidad de producto sobre la piel de la persona a caracterizar y ver si se produce algún tipo de reacción. Una persona puede no presentar ningún problema a la hora de utilizar látex líquido de una determinada marca y, sin embargo, presentar cualquier reacción alérgica al látex líquido de otro fabricante, por lo tanto esto es un aspecto a tener en cuenta aunque se esté trabajando con personas acostumbradas a este tipo de productos.

En cualquier caso, y debido a la amplia representación de este material en multitud de productos de uso cotidiano, cualquier persona con alergia al látex es muy probable que esté enterada de la patología que padece y, debido a ello, podrá tomar las precauciones necesarias.