Tipos de delineado. Ideas para perfilar nuestros ojos

Tipos de delineado. Ideas para perfilar nuestros ojos
Tipos de delineado. Ideas para perfilar nuestros ojos

Actualmente es posible elegir entre diferentes tipos de delineados para nuestros ojos, lo cual nos va a permitir  variar su aspecto de una forma fácil, rápida y muy vistosa gracias al eyeliner.

Por ello, nos va a resultar muy útil conocer las diferentes opciones que tenemos a nuestro alcance, y así poder contar con un look distinto cada día.

Tipos de delineado que podemos elegir

Según el tipo de delineado que realicemos en nuestros ojos, vamos a poder conseguir diferentes efectos.

Una mirada más penetrante, más agresiva, más dulce, más impactante… cualquier cosa que se nos ocurra si sabemos cómo “vestir” con el eyeliner a nuestros ojos.

Los ojos son, probablemente, el elemento del rostro que mayor atención recibe durante las relaciones personales, por lo tanto es muy importante prestarles la atención que merecen.

Para realizar diferentes tipos de delineados, además de la imaginación también va a ser necesario saber cómo debemos realizarlos sobre nuestros ojos, o sobre los ojos de cualquier otra persona si trabajamos en el ámbito del maquillaje profesional.

Delineado clásico

Delineado clásico

Como su nombre indica, es el tipo de delineado más sencillo que se puede realizar sobre el ojo.

Consiste, básicamente, en marcar la línea del borde superior del párpado de extremo a extremo con el delineador o eyeliner.

Los colores más adecuados para realizar este tipo de delineado son el negro y los tonos café, ya que permiten destacar la línea, a la par que resultan discretos.

Delineado de gato o Cat Eyes

Delineado de gato o Cat Eyes

Este tipo de delineado es al que más se suele recurrir cuando se quiere salir del clásico delineado de raya al que antes hemos hecho referencia.

Para poder realizarlo lo que se debe hacer es comenzar con una raya fina desde la zona del lagrimal, e ir aumentando su grosor cuando lleguemos más a o menos a la mitad del ojo, para acabar en un rabillo orientado hacia arriba en la zona exterior.

Esta orientación del rabillo final otorga un  aspecto felino o de ojos rasgados a nuestra mirada.

Para realizar este tipo de delineado más fácilmente se puede utilizar, a modo de ayuda o de guía un trozo de celofán y así conseguir que el acabado en ambos ojos sea el mismo.

Delineado doble

Delineado doble

Se trata de otro tipo de delineado muy sencillo de realizar, y del cual podemos obtener dos variantes:

  • Una será realizar una línea de cierto grosor en el borde del párpado superior, y otra en el borde del párpado inferior. En el momento en que prolonguemos estas líneas en el extremo del ojo no las juntaremos.
  • La otra variante consiste en realizar una raya de cierto grosor en el párpado superior, como en el caso anterior, pero en el párpado inferior realizar únicamente el tramo final, y sin llegar a juntarlo.

La idea de este tipo de delineado, sea cual sea la variante que escojamos, es que en el extremo del ojo queden visibles los dos rabillos de cada línea sin que lleguen a juntarse.

Delineado griego

Delineado griego

Este tipo de delineado llegó a marcar tendencia dentro del maquillaje de ojos, y a día de hoy se ha consolidado como uno de los más elegantes y vistosos.

Para realizar el delineado griego deberemos marcar completamente la línea superior del párpado, desde la zona del lagrimal hasta el exterior.

En el párpado inferior se deberá marcar la raya, pero únicamente en los dos tercios exteriores, es decir, no marcaremos el tercio más próximo al lagrimal.

Cuando lleguemos al borde exterior, uniremos ambas líneas, pudiendo alargar esta línea.

Delineado luístico

Delineado luístico

Tratamos ahora un tipo de delineado algo más raro de ver, o menos frecuente que el resto, y que resulta muy apropiado para empequeñecer visualmente el ojo de aquellas mujeres que los tienen muy grandes.

Consiste en marcar por completo el borde del párpado superior, desde el lagrimal hasta el borde exterior.

En el borde del párpado inferior marcaremos únicamente el tercio que queda más próximo al lagrimal, uniéndose en este ambas líneas, la superior y la inferior.

Se trata, como podemos intuir, de una forma “inversa” del delineado griego.

Delineado galáctico

Delineado galáctico

Nos encontramos ante un tipo de delineado más atrevido o llamativo que los vistos hasta este momento.

Para realizarlo deberemos delinear completamente el contorno del ojo, lo que incluye la línea de agua, y de extremo a extremo, aunque puede obviarse la línea inferior.

El párpado superior se marcará con una línea muy gruesa, que terminará en el extremo exterior en forma de ala, y en el extremo interno en un pequeño pico que una ambas líneas.

Es un delineado muy adecuado para ser lucido de noche, y que otorga a la mirada profundidad y apertura.

Delineado daurage

Delineado daurage

Otro estilo de delineado de los que se pueden categorizar como atrevidos, y para el cual va a resultar muy conveniente contar con un eyeliner de tipo waterproof o resistente al agua.

Resulta tan atrevido porque para realizarlo se deberá pintar prácticamente todo el párpado superior, haciendo que termine en el extremo exterior en forma de pico hacia arriba.

Como se debe emplear una gran cantidad de delineador, es conveniente que este sea del tipo waterproof, como ya hemos indicado, ya que es muy fácil que termine emborronado.

Delineado Pin Up

Delineado Pin Up

Un tipo de delineado que se “ha vuelto a poner de moda”, ya que fue la tendencia predominante en los años 20 del siglo pasado.

Se trata de un estilo muy similar al Cat Eye, marcando la línea superior más gruesamente y acabando en forma de punta orientada hacia arriba.

Delineado egipcio

Delineado egipcio

Este delineado homenajea al estilo imperante de la época de la que era la cuna del maquillaje, Egipto, y que resulta muy adecuado para alargar el aspecto de nuestros ojos.

Para realizar el delineado egipcio deberemos marcar ambos bordes de los párpados con una línea algo gruesa, y unirlas, tanto en el extremo exterior como en el lagrimal con un ala alargada.

Esta ala, en el extremo exterior deberá llegar hasta casi la misma altura y la distancia en la cual termina nuestra ceja.

Delineado índico

Delineado índico

Rebajamos el tono de atrevimiento en el tipo de delineado, y vamos a hablar ahora de un estilo muy discreto e ideal para aquellas mujeres que tienen el rostro fino o alargado.

Consiste en delinear todo el borde del párpado superior con una línea del mismo grosor, para terminar en una fina y discreta punta en el extremo.

Se trata de un estilo de delineado muy válido, también, para cualquier tipo de evento social, ya que resulta muy discreto y elegante.

Delineado fino

Delineado fino

Continuando con las tendencias discretas, nos centramos en la que puede ser la opción más expresiva de este tipo de delineados.

El delineado fino consiste en una fina línea (de ahí su nombre) que se traza a lo largo de todo el borde del párpado superior, y que se prolonga levemente tanto en el exterior como en el interior.

Es la opción ideal para todas aquellas mujeres a las que no les gusta maquilarse en exceso o de forma muy llamativa.

Delineado hebreo

Delineado hebreo

Un delineado muy válido para todas aquellas mujeres que tienen los ojos pequeños, ya que permite agrandar la mirada y aumentar la expresividad.

Consiste en realizar una línea sobre el borde del párpado superior, de forma que vaya creciendo en grosor hasta alcanzar la zona exterior del mismo.

En este extremo la línea, que ya será muy gruesa, terminará en forma de bisel.

Delineado de contorno completo

Delineado de contorno completo

Se trata de un tipo de delineado muy sencillo, pero que dota a nuestros ojos de una gran presencia.

Consiste, simplemente, en marcar los bordes de los párpados superior e inferior, terminando en una discreta línea fuera del contorno del ojo.

Delineado de colores

Delineado de colores

Nos salimos de los clásicos negros y colores oscuros, y entramos en un tipo de delineado mucho más llamativo.

Por lo general, se trata de cualquier estilo de delineado explicado hasta ahora (especialmente los más sencillos y discretos, a los cuales se les añade una línea realizada con perfilador de otro color algo más vistoso.

Por ejemplo, se suelen emplear los colores azul cielo, rosa, rojo, violetas, verdes… siendo el efecto ideal para lucir en cualquier fiesta o evento informal.

Uno de los estilos que más se presta a ser utilizado con diferentes colores es el doble delineado, pudiendo emplear en el párpado superior la clásica línea negra y, encima de ella, realizar una línea de color mucho más fina.

Delineado bicolor

Delineado bicolor

Este estilo de delineado se basa en emplear dos colores: el clásico negro, y el blanco.

El color negro se aplicará en la zona del párpado superior, intentando conseguir un acabado sencillo y nada exagerado.

El color blanco se aplicará en la línea de agua, es decir, en la zona inferior del ojo. Este color lo que va a hacer es iluminar el ojo y la mirada.

Delineado con glitter

Delineado con glitter

Se puede decir que es una variante del delineado de colores, en el cual. En lugar de utilizar un color plano, utilizamos un eyeliner de efecto glitter, es decir, purpurina.

El resultado conseguido es mucho más llamativo, atrevido… ¡y arriesgado! Por ello deberemos tener algo de más de cautela a la hora de escoger el tipo evento al cual vamos a asistir con este tipo de delineado.

Delineado difuminado

Delineado difuminado

Opción muy de moda en los últimos años. El delineado difuminado consiste en aplicar un delineador, preferiblemente en gel, aunque puede ser de tipo lápiz, y realizar un efecto difuminado con un pincel específico para ello.

Es preferible que el delineador empleado sea de tipo gel, ya que resultan muy sencillos de difuminar, además de que su efecto será mucho más duradero.

Dentro de este tipo de delineados podemos realizar muchas variantes, en diferentes colores, y sobre diferentes estilos.

Delineados para cada tipo de ojos

Delineados para cada tipo de ojos

De la misma forma que hemos visto que existen diferentes tipos de delineados, también existen diferentes tipos de ojos, los cuales se van a ver más o menos favorecidos en función del uso que hagamos del eyeliner sobre ellos.

No debemos olvidar, tampoco, que el resto de cosméticos con los cuales maquillamos los ojos deben intentar favorecerlos, realzar sus virtudes, y minimizar sus posibles defectos.

Así pues, podemos encontrar:

Ojos redondeados

El efecto más común que se busca en unos ojos redondos es el de hacer su forma algo más almendrada. Este efecto se puede conseguir escogiendo delineados en los cuales se marque la zona en V externa.

Ojos alargados

Sobre un ojo alargado lo que se va a buscar es darle una forma más redondeada.

Para ello se deberá delinear tanto la línea superior como la inferior, y jugando con el grosor haciendo que sean más gruesas en la zona central.

Ojos pequeños

En este caso lo que se va a intentar es agrandar la mirada.

El delineado bicolor, al aplicar un tono blanco sobre la línea de agua va a resultar muy apropiado para conseguir este efecto.

Marcar la V externa del ojo también será una muy buena idea.

Ojos saltones

Para lograr reducir el efecto saltón de este tipo de ojos, da muy buen resultado delinear completamente las líneas superior e inferior, y marcar el lagrimal.

Otra opción recomendable es optar por un delineado difuminado sobre el párpado, ya que esto logrará reducir visualmente su volumen.

Ojos caídos

De la misma forma que ocurre con los ojos saltones, se trata de un caso que requiere algo más de trabajo.

Sobre los ojos caídos se deberá procurar realizar líneas ascendentes sobre el rabillo del ojo en dirección al final de la ceja, y evitando las líneas curvadas.

Ojos juntos

En el caso de tener los ojos demasiado juntos se puede recurrir a la aplicación de delineador de color blanco sobre la zona del lagrimal, lo cual permitirá ampliar esta zona del rostro.

Otra técnica que da muy resultado es la de delinear, solamente, la V externa del ojo.

Ojos separados

Caso contrario al anterior, en el cual deberemos incidir más sobre la zona del lagrimal.

Una vez vistas las innumerables opciones con las cuales podemos contar para delinear nuestros ojos, es el momento de empezar a probar cada una de ellas hasta quedarnos con las que más nos favorezcan!